Artículo 1914 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

El presente artículo explora el Artículo 1914 (Derogado) del Código Civil Español, Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales. Esta sección del Código Civil español trata sobre la forma en que los créditos de diferentes acreedores se deben acordar y pagar en caso de que el deudor tenga fondos insuficientes para cubrir todos los créditos. Esta sección también trata sobre la prioridad que los acreedores tienen para obtener el pago de sus créditos. El presente artículo explicará los principales conceptos relacionados con el Artículo 1914 (Derogado) del Código Civil Español, Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales.

Qué es la concurrencia y prelación de los créditos

La concurrencia y prelación de créditos es un concepto legal que se refiere a los derechos de cobro entre los acreedores. El artículo 1914 (derogado) del Código Civil Español establece la regla general de que los créditos se satisfarán en la medida en que sean pagados los acreedores que sean titulares de créditos más antiguos. Esto significa que los acreedores con créditos más antiguos tendrán preferencia sobre otros acreedores con créditos posteriores.

Te puede interesar también:Artículo 1915 (Derogado)  Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generalesArtículo 1915 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

En otras palabras, la prelación de créditos establece una jerarquía de prioridad entre los acreedores. Estos principios se aplican en caso de que el deudor no tenga suficientes fondos para satisfacer todas las deudas. De esta forma, los acreedores con créditos antiguos tendrán prioridad sobre los acreedores con créditos más recientes.

Además, el artículo 1914 (derogado) del Código Civil Español establece que los acreedores con créditos de igual antigüedad tendrán preferencia en los casos en que se trate de créditos de la misma naturaleza. Por ejemplo, si dos acreedores tienen créditos de la misma antigüedad, el acreedor con el crédito hipotecario tendrá preferencia sobre el acreedor con el crédito personal.

En conclusión, la prelación y concurrencia de créditos son principios jurídicos que establecen una jerarquía de prioridad entre los acreedores. Estos principios establecen que los acreedores con créditos más antiguos tendrán preferencia sobre los acreedores con créditos posteriores. Además, los acreedores con créditos de igual antigüedad tendrán preferencia en los casos en que se trate de créditos de la misma naturaleza. Por esta razón, es importante entender los principios de la prelación y concurrencia de créditos antes de establecer cualquier tipo de acuerdo entre acreedores y deudores.

Te puede interesar también:Artículo 1916 (Derogado)  Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generalesArtículo 1916 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

Qué es la prelación de los créditos fiscales

La prelación de los créditos fiscales se refiere al orden establecido en el artículo 1914 del Código Civil Español para determinar el orden de prioridad de los créditos fiscales en caso de una insolvencia. De acuerdo con el artículo 1914 del Código Civil, los créditos fiscales tienen prioridad sobre los otros créditos y deudas, lo que significa que los acreedores tienen que pagarlos primero antes de que los demás créditos sean pagados.

Esta prelación de créditos fiscales se extiende a los créditos fiscales adeudados a la Administración General del Estado, a las Comunidades Autónomas y a los Entes Locales, incluyendo los impuestos, tasas y contribuciones especiales.

La prelación de los créditos fiscales es una forma de asegurar la recaudación de los impuestos por parte de las autoridades, permitiendo que los acreedores fiscales cobren primero antes de los demás acreedores. Esto significa que los créditos fiscales tienen una mayor prioridad que los demás créditos, incluyendo los créditos por salarios, los créditos por alimentos y los créditos por servicios.

Te puede interesar también:Artículo 1917 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

Es importante tener en cuenta que los créditos fiscales tienen prioridad sobre los demás créditos, pero esto no significa que los acreedores no puedan acudir a la justicia para recuperar sus deudas. Si un acreedor no está satisfecho con el orden de prelación de los créditos fiscales, siempre puede presentar una demanda ante los tribunales para obtener el pago de sus deudas.

Cuáles son los créditos preferentes

Los créditos preferentes son aquellos que gozan de una mayor prelación que los demás, tienen una mayor prioridad para ser satisfechos en caso de insolvencia del deudor. En el Código Civil Español, el artículo 1914 (derogado) establece los créditos que gozan de prelación, es decir, aquellos que tienen prioridad sobre los demás para ser pagados en caso de insolvencia. Estos créditos preferentes son los siguientes:

1. Los gastos necesarios para preservar los bienes del deudor.
2. Los impuestos y tributos devengados y no satisfechos.
3. Los salarios de los trabajadores y los aportes a la seguridad social.
4. Los créditos garantizados con hipoteca, prendas, anticresis, u otros derechos reales sobre bienes del deudor.
5. Los créditos por alimentos.
6. Los créditos por responsabilidad civil derivada de un delito.
7. Los intereses de demora de los créditos y las costas y gastos judiciales.

Te puede interesar también:Artículo 1918 (Derogado)  Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generalesArtículo 1918 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

Los créditos preferentes tienen la prioridad sobre los demás créditos y deben ser satisfechos antes que los demás. Si los bienes del deudor no son suficientes para cubrir los créditos preferentes, el último pago se distribuirá entre todos los acreedores de acuerdo a la prelación establecida en el artículo 1914. Esto significa que los acreedores de créditos preferentes recibirán su pago antes que los acreedores de créditos ordinarios.

En conclusión, el artículo 1914 (derogado) del Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales, establece el orden de prioridad para los acreedores en el caso de que un deudor sea insolvente. Esta ley se aplica en España y, como ejemplo, establece que los impuestos deberían satisfacerse antes que los créditos de los acreedores particulares. Es importante entender las disposiciones generales de este artículo para asegurar que los derechos de los acreedores sean protegidos en situaciones de insolvencia.

Te puede interesar también:Artículo 1919 (Derogado) Código Civil Título XVII: De la concurrencia y prelación de créditos, Capítulo I: Disposiciones generales

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00