Artículo 436 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegales

El Código Penal Español contempla diversas figuras delictivas que afectan la administración pública, y entre ellas destaca el artículo 436, que se encarga de sancionar los fraudes y exacciones ilegales. Esta norma es fundamental para garantizar la transparencia y la integridad en el manejo de los recursos públicos, y en este artículo se explorará su alcance, las conductas que contempla y las penas que establece. Además, se abordará la importancia de aplicar rigurosamente esta figura delictiva para combatir la corrupción y proteger los intereses de la sociedad en su conjunto.

¿Qué dice el artículo 436 del Código Penal?

Artículo 436 del Código Penal Español: ¿Qué dice y qué implicaciones tiene?

Te puede interesar también:Artículo 437 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegalesArtículo 437 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegales

El artículo 436 del Código Penal de España se enmarca dentro del Título XIX, que trata sobre los delitos contra la Administración pública. En concreto, se trata del Capítulo VIII, que se refiere a los fraudes y exacciones ilegales. A continuación, explicamos qué dice este artículo y cuáles son sus implicaciones.

¿Qué dice el artículo 436 del Código Penal?

El artículo 436 del Código Penal establece que comete el delito de exacciones ilegales el funcionario público o autoridad que, abusando de su cargo, exija o haga pagar a alguien derechos, tarifas o impuestos que no estén debidos o que excedan de lo que corresponda. Este delito se considera una infracción grave y puede acarrear sanciones penales.

Te puede interesar también:Artículo 438 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegalesArtículo 438 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegales

Es importante destacar que el artículo 436 no solo se refiere a la exigencia de pagos indebidos, sino también a la realización de cobros abusivos o excesivos. En ambos casos, se trata de una conducta contraria a la ley y al principio de legalidad que rige la actuación de los funcionarios públicos.

¿Cuáles son las implicaciones del artículo 436 del Código Penal?

El delito de exacciones ilegales tiene importantes implicaciones tanto para el funcionario público que lo comete como para la persona que sufre la exigencia indebida. En el primer caso, el autor puede enfrentarse a sanciones penales que van desde la multa hasta la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos. En el segundo caso, la persona afectada puede reclamar la devolución de los pagos indebidos y, en su caso, exigir una indemnización por los perjuicios sufridos.

Te puede interesar también:Artículo 438 (Bis) del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegalesArtículo 438 (Bis) del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegales

Además, el delito de exacciones ilegales afecta a la confianza de los ciudadanos en las instituciones públicas y en el Estado de derecho. La exigencia indebida de pagos o la realización de cobros abusivos constituyen una vulneración de los derechos y libertades de la ciudadanía, que deben ser protegidos por las autoridades y funcionarios públicos.

En definitiva, el artículo 436 del Código Penal es una norma fundamental para garantizar la legalidad y la transparencia en la actuación de los funcionarios públicos. Su cumplimiento contribuye a fortalecer la confianza de la ciudadanía en las instituciones y en el Estado de derecho, aspectos clave para la convivencia democrática y el respeto a los derechos y libertades fundamentales.

¿Qué son los fraudes y exacciones ilegales?

¿Qué son los fraudes y exacciones ilegales según el Código Penal Español?

Te puede interesar también:Artículo 439 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo IX: De las negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su funciónArtículo 439 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo IX: De las negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su función

El Código Penal Español, en su Título XIX, contempla los delitos contra la Administración pública. En el Capítulo VIII, se refiere a los fraudes y exacciones ilegales, estableciendo en el Artículo 436 las conductas que se consideran como tales.

El fraude, según el Código Penal, es la obtención de un beneficio económico o de cualquier otro tipo, utilizando engaño, abuso de confianza, manipulación informática o cualquier otro medio fraudulento. Además, se considera fraude también la omisión de deberes de carácter económico que tengan relación con la Administración pública.

Por otro lado, las exacciones ilegales son aquellas conductas que implican la exigencia o el cobro de cantidades o bienes que no corresponden, o el uso de medios coactivos o intimidatorios para lograr su pago o entrega. También se incluyen en este concepto los casos en los que se exige una cantidad superior a la legalmente establecida.

Te puede interesar también:Artículo 440 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo IX: De las negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su funciónArtículo 440 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo IX: De las negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su función

En ambos casos, el Código Penal establece penas que van desde los seis meses hasta los seis años de prisión, dependiendo de la gravedad de la conducta y del perjuicio causado. Además, también se prevé la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos y la obligación de indemnizar a las víctimas del fraude o la exacción ilegal.

En definitiva, los fraudes y exacciones ilegales son conductas consideradas delictivas en España, que tienen como objetivo obtener un beneficio económico o de cualquier otro tipo de forma fraudulenta o ilegal. El Código Penal establece penas que van desde la prisión hasta la inhabilitación, con el objetivo de proteger la integridad de la Administración pública y garantizar el correcto funcionamiento de las instituciones.

¿Qué es una exacción ilegal?

¿Qué es una exacción ilegal? Explicación del Artículo 436 del Código Penal Español

El artículo 436 del Código Penal, en su Título XIX sobre Delitos contra la Administración pública, establece el Capítulo VIII referente a los fraudes y exacciones ilegales. En este sentido, se hace referencia a las acciones que implican una obtención de beneficio económico de manera ilícita y mediante el uso de la posición de poder que se tenga en la Administración pública.

En concreto, el artículo 436 establece que «incurrirán en las penas de prisión de uno a cuatro años, multa del tanto al décuplo del valor de lo defraudado e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis a diez años los que, prevaliéndose de su situación ante la Administración, soliciten o acepten dádivas, presentes, obsequios o cualquier otra clase de favor o remuneración para realizar un acto propio de su cargo y contrario a sus deberes».

En otras palabras, se trata de una exacción ilegal cuando una persona que ocupa un cargo público solicita o acepta algún tipo de beneficio o compensación a cambio de realizar una acción que va en contra de sus deberes y responsabilidades como funcionario público. Esto puede incluir la realización de trámites o gestiones que no corresponden a su cargo, el uso indebido de información privilegiada, el favorecimiento a terceros en procesos administrativos, entre otros.

Es importante destacar que la exacción ilegal no solo se aplica a los funcionarios públicos, sino que también puede involucrar a particulares que hayan colaborado o participado en la obtención de beneficios ilícitos. En cualquier caso, se trata de una conducta delictiva que atenta contra la integridad y transparencia de la Administración pública, por lo que es objeto de fuertes sanciones penales y administrativas.

¿Cuáles son los delitos contra la Administración Pública?

Delitos contra la Administración Pública en el Código Penal Español

El Código Penal Español establece una serie de delitos que afectan directamente a la Administración Pública y a su correcto funcionamiento. Estos delitos están recogidos en el Título XIX del Código Penal, y en concreto en el Capítulo VIII, que se refiere a los fraudes y exacciones ilegales. En este artículo nos centraremos en el Artículo 436 del Código Penal, que describe algunos de los delitos más comunes contra la Administración Pública.

Artículo 436 del Código Penal, Título XIX: Delitos contra la Administración pública. Capítulo VIII: De los fraudes y exacciones ilegales

¿Qué es el Artículo 436 del Código Penal?

El Artículo 436 del Código Penal describe los delitos de fraude y exacciones ilegales cometidos contra la Administración Pública. En concreto, este artículo se refiere a los siguientes delitos:

1. Malversación de caudales públicos: Este delito consiste en apropiarse de manera ilegal de fondos públicos. Es decir, cualquier funcionario o empleado público que utilice dinero público para fines distintos a los establecidos por la ley, comete un delito de malversación.

2. Prevaricación: Este delito se produce cuando un funcionario público dicta una resolución injusta a sabiendas. Es decir, cuando un funcionario toma una decisión que va en contra de la ley o de los intereses generales a sabiendas, comete un delito de prevaricación.

3. Cohecho: Este delito se produce cuando un funcionario público recibe cualquier tipo de regalo, dádiva o favor a cambio de realizar o dejar de realizar una acción en su cargo. Es decir, cuando un funcionario acepta sobornos, comete un delito de cohecho.

4. Tráfico de influencias: Este delito se produce cuando un funcionario utiliza su posición o cargo para obtener un beneficio propio o para terceros. Es decir, cuando un funcionario utiliza su influencia para conseguir un trato de favor, comete un delito de tráfico de influencias.

5. Exacciones ilegales: Este delito se produce cuando un funcionario público exige o cobra una cantidad de dinero que no está prevista por la ley. Es decir, cuando un funcionario exige un pago por un servicio que debería ser gratuito, comete un delito de exacciones ilegales.

Conclusión

Los delitos contra la Administración Pública son una grave amenaza para el correcto funcionamiento del Estado de derecho. El Artículo 436 del Código Penal describe algunos de los delitos más comunes cometidos contra la Administración Pública, pero existen muchos otros. Es importante que todos los ciudadanos conozcan estos delitos para poder identificarlos y denunciarlos en caso de ser víctimas de ellos. Además, es fundamental que los funcionarios públicos respeten la ley y actúen siempre en el interés general y no en el suyo propio.

Fraudes y exacciones ilegales cp

Fraudes y exacciones ilegales en el Código Penal Español

El artículo 436 del Código Penal español contempla los delitos de fraudes y exacciones ilegales contra la Administración pública. Estos delitos consisten en acciones fraudulentas o abusivas que tienen como objetivo obtener un beneficio económico, ya sea para uno mismo o para terceros, a costa del erario público.

¿Qué se considera fraude y exacción ilegal?

El fraude contra la administración pública se refiere a cualquier engaño o artificio utilizado para obtener un beneficio económico en perjuicio de los intereses públicos. Por ejemplo, el uso de documentos falsos para obtener una licitación o el desvío de fondos destinados a fines públicos para fines privados.

Por otro lado, la exacción ilegal se refiere a cualquier acto de abuso de poder para obtener un beneficio económico. Por ejemplo, exigir una comisión a cambio de la adjudicación de un contrato público o solicitar un soborno para agilizar la tramitación de un expediente.

Penalidades por fraude y exacción ilegal

El Código Penal español establece penas de prisión de entre 3 y 6 años, multas y la inhabilitación para ocupar cargos públicos, en función de la gravedad del delito y las circunstancias que lo rodean. Además, se pueden imponer sanciones económicas y la obligación de indemnizar a la administración pública por los daños causados.

Es importante destacar que estos delitos no solo afectan a la economía pública, sino que también generan un daño moral y ético al sistema democrático y al Estado de Derecho. Por ello, es fundamental que se apliquen las medidas necesarias para prevenir y combatir este tipo de conductas en todos los ámbitos de la Administración pública.

En conclusión, el artículo 436 del Código Penal es una herramienta crucial en la lucha contra los delitos cometidos contra la Administración pública en España. Este artículo establece severas sanciones para aquellos que realicen fraudes o exacciones ilegales en perjuicio del Estado y de sus ciudadanos. Un ejemplo de su aplicación se puede encontrar en el caso de los ERE falsos en Andalucía, donde varios políticos y funcionarios fueron condenados por utilizar fondos públicos de manera ilegal. En definitiva, el artículo 436 es un elemento fundamental en la protección de la integridad y transparencia de la gestión pública en España.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00