Artículo 385 (Ter) del Código Penal, Título XVII: De los delitos contra la seguridad colectiva. Capítulo IV: De los delitos contra la Seguridad Vial

La seguridad vial es un tema de gran importancia en cualquier sociedad, ya que la vida y la integridad de las personas dependen de ella. En este sentido, el Código Penal Español cuenta con un capítulo específico dedicado a los delitos contra la seguridad vial, donde se establecen las sanciones correspondientes para aquellos que ponen en peligro la vida de los demás en las vías públicas. En este artículo nos centraremos en el Artículo 385 (Ter) del Código Penal, que regula la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, y las consecuencias que esto puede tener para los conductores infractores.

¿Qué dice el artículo 385?

El Artículo 385 (Ter) del Código Penal Español: ¿Qué dice y qué implica?

Te puede interesar también:Artículo 138 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 138 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

El artículo 385 (Ter) del Código Penal Español es una norma que se encuentra dentro del Título XVII, preocupado por los delitos contra la seguridad colectiva, más específicamente, dentro del Capítulo IV, dedicado a los delitos contra la Seguridad Vial. En esta sección, se establecen las conductas que pueden poner en peligro la integridad física de las personas y la seguridad vial en general, y se definen las sanciones correspondientes.

¿Qué conductas se consideran delito en el Artículo 385 (Ter)?

El Artículo 385 (Ter) del Código Penal Español establece que será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de 12 a 24 meses, y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años, el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o integridad de las personas.

Te puede interesar también:Artículo 139 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 139 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

Es decir, se considera delito la conducción temeraria que pone en peligro la vida y la integridad física de las personas. Además, el artículo establece una pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo determinado, lo que significa que el infractor no podrá volver a conducir durante ese período.

¿Cómo se define la temeridad manifiesta?

La temeridad manifiesta se define como una conducta que implica un alto grado de imprudencia, una conducta arriesgada y peligrosa para la seguridad vial. Esto puede incluir la conducción en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas, el exceso de velocidad, la realización de maniobras peligrosas, entre otras.

Te puede interesar también:Artículo 140 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 140 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

¿Qué consecuencias tiene la infracción del Artículo 385 (Ter)?

La infracción del Artículo 385 (Ter) del Código Penal Español puede tener graves consecuencias para el infractor, como una pena de prisión y una multa económica. Además, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo determinado puede afectar su vida personal y laboral.

En conclusión, el Artículo 385 (Ter) del Código Penal Español establece las conductas que pueden poner en peligro la seguridad vial y la integridad física de las personas, y define las sanciones correspondientes. Es importante tener en cuenta que la temeridad manifiesta en la conducción es un delito grave que puede tener graves consecuencias para el infractor y para la sociedad en general.

Te puede interesar también:Artículo 140 (Bis) del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 140 (Bis) del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

¿Cuántos años tienen que pasar para que prescriba un delito?

¿Cuántos años tienen que pasar para que prescriba un delito?

El Código Penal Español establece un plazo máximo para la prescripción de los delitos, es decir, el tiempo que debe transcurrir desde que se cometió el delito hasta que se extingue la responsabilidad penal del autor. En el caso de los delitos contra la seguridad vial, el artículo 385 (Ter) del Código Penal establece el plazo de prescripción.

Plazo de prescripción de los delitos contra la seguridad vial

Te puede interesar también:Artículo 141 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 141 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

Según el artículo 385 (Ter) del Código Penal, los delitos contra la seguridad vial prescriben a los tres años, contados desde el día en que se cometió el delito. Sin embargo, este plazo puede interrumpirse en determinadas circunstancias, como por ejemplo, si se inicia un proceso judicial o si el autor del delito reconoce su responsabilidad penal.

Consecuencias de la prescripción de un delito

Cuando un delito contra la seguridad vial prescribe, el autor del mismo ya no puede ser condenado por ese delito. Esto significa que, si han pasado más de tres años desde que se cometió el delito y no se ha iniciado ningún proceso judicial, el autor del delito no podrá ser juzgado ni condenado.

Es importante destacar que la prescripción de un delito no implica que el autor del mismo no haya cometido un acto delictivo. Simplemente significa que, debido al transcurso del tiempo, la responsabilidad penal del autor ha sido extinguida.

¿Qué es un delito contra la seguridad colectiva?

¿Qué es un delito contra la seguridad colectiva?

El Código Penal Español contempla una serie de delitos que afectan a la seguridad colectiva, es decir, a la protección de la sociedad en su conjunto. Estos delitos pueden tener consecuencias graves para la comunidad y, por tanto, son considerados como una amenaza para la estabilidad y el bienestar social.

El artículo 385 (Ter) del Código Penal, en concreto, se refiere a los delitos contra la seguridad vial, que son aquellos que ponen en peligro la vida o la integridad física de las personas que circulan por las vías públicas. Este artículo establece las penas correspondientes para aquellas conductas que puedan provocar accidentes de tráfico y causar daños a terceros.

Entre los delitos contra la seguridad colectiva también se encuentran otros como el tráfico de drogas, la tenencia de armas ilegales o la falsificación de documentos públicos. Todos ellos son considerados un peligro para la sociedad y, por tanto, están castigados por la ley.

En definitiva, los delitos contra la seguridad colectiva son aquellos que afectan a la seguridad y el bienestar de la sociedad en su conjunto. Su gravedad es mayor que la de otros delitos y, por tanto, las penas establecidas por la ley son más severas. Por ello, es importante conocer estos delitos y las consecuencias que pueden acarrear para evitar su comisión y garantizar la seguridad de la comunidad.

¿Cómo se calcula la pena superior en grado?

¿Cómo se calcula la pena superior en grado?

Cuando se trata de delitos contra la seguridad colectiva en el ámbito de la seguridad vial, el Código Penal Español establece que las penas pueden ser agravadas en un grado superior. Pero ¿cómo se calcula esta pena superior en grado?

En primer lugar, es importante destacar que la pena superior en grado solo se aplica cuando se dan determinadas circunstancias agravantes. Estas circunstancias pueden ser la comisión del delito con abuso de velocidad, en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas, o causando un grave riesgo para la vida o integridad física de las personas.

Una vez que se han constatado estas circunstancias agravantes, se procede a calcular la pena superior en grado. Para ello, se toma como referencia la pena prevista en el Código Penal para el delito en cuestión.

Artículo 385 (Ter) del Código Penal, Título XVII: De los delitos contra la seguridad colectiva. Capítulo IV: De los delitos contra la Seguridad Vial

Por ejemplo, si se trata de un delito de conducción temeraria, la pena prevista es de seis meses a dos años de prisión.

A continuación, se procede a aplicar el agravante correspondiente. En el caso de la conducción temeraria, el agravante puede ser la comisión del delito con abuso de velocidad, lo que supone una pena superior en grado de uno a dos años de prisión.

Por lo tanto, la pena final a imponer será de entre uno y cuatro años de prisión, en función de la gravedad del delito y la concurrencia de otras circunstancias agravantes o atenuantes.

En resumen, la pena superior en grado se calcula tomando como referencia la pena prevista en el Código Penal para el delito en cuestión y aplicando el agravante correspondiente en función de las circunstancias agravantes concurrentes.

Delitos contra la seguridad vial esquema

Delitos contra la seguridad vial: ¿Qué establece el Código Penal Español?

El Código Penal Español define una serie de conductas que constituyen delitos contra la seguridad vial. Estos delitos son considerados graves, ya que ponen en riesgo la vida de las personas que transitan por las vías públicas.

El artículo 385 (ter) del Código Penal, perteneciente al Título XVII: De los delitos contra la seguridad colectiva, Capítulo IV: De los delitos contra la Seguridad Vial, establece las siguientes conductas punibles:

1. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.

2. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor poniendo en peligro la vida o la integridad física de las personas.

3. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca el permiso o la licencia de conducción correspondiente.

4. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una privación del permiso o la licencia de conducción por decisión judicial.

5. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una suspensión del permiso o la licencia de conducción por decisión administrativa.

6. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor excediendo los límites de velocidad establecidos.

7. Realizar una competición o prueba deportiva no autorizada en vías públicas.

8. No respetar la prioridad de paso de otros vehículos o peatones.

9. No respetar las señales de tráfico o las indicaciones de los agentes de la autoridad.

10. Manipular de manera fraudulenta los aparatos de control de velocidad.

Las penas establecidas para estos delitos pueden llegar a ser muy graves, incluyendo la privación del permiso de conducción, multas económicas y penas de prisión en los casos más graves.

Es importante tener en cuenta que la seguridad vial es responsabilidad de todos los ciudadanos y que cualquier conducta que ponga en peligro la vida de las personas puede ser sancionada por las autoridades competentes.

En conclusión, el Artículo 385 (Ter) del Código Penal es una ley importante en España que se enfoca en los delitos contra la seguridad vial. Esta ley tiene como objetivo prevenir accidentes y mejorar la seguridad de todos los ciudadanos en las carreteras. Un ejemplo de aplicación de esta ley es cuando un conductor es responsable de un accidente que resulta en lesiones graves o la muerte de otra persona debido a la conducción bajo efectos del alcohol o drogas. Es importante destacar la importancia de respetar esta ley para garantizar la seguridad de todos y evitar consecuencias graves. En nuestra web experta en derecho español, ofrecemos información detallada sobre este y otros temas legales para ayudar a nuestros clientes a comprender y cumplir con las leyes en España.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00