Artículo 379 del Código Penal, Título XVII: De los delitos contra la seguridad colectiva. Capítulo IV: De los delitos contra la Seguridad Vial

La seguridad vial es un tema de vital importancia en cualquier sociedad moderna y desarrollada. En España, el Código Penal incluye una sección específica dedicada a los delitos contra la seguridad vial, con el objetivo de proteger a los ciudadanos y prevenir accidentes en las carreteras. El artículo 379 del Título XVII establece las penas y sanciones para aquellos que conduzcan de forma temeraria, poniendo en peligro la seguridad de los demás usuarios de la vía pública. En este artículo, exploraremos en profundidad las implicaciones legales y prácticas de este artículo del Código Penal español.

¿Qué establece el artículo 379 del Código Penal?

Artículo 379 del Código Penal: Delitos contra la Seguridad Vial

Te puede interesar también:Artículo 138 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 138 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

El Código Penal Español establece en su Título XVII, Capítulo IV, los delitos contra la Seguridad Vial. El artículo 379 de este capítulo describe las penas a las que se enfrentan aquellos conductores que conduzcan bajo los efectos del alcohol o las drogas, poniendo en riesgo la seguridad de todos los usuarios de la vía pública.

¿Qué establece el artículo 379 del Código Penal?

El artículo 379 del Código Penal establece que comete un delito contra la Seguridad Vial el conductor que conduzca un vehículo a motor o cualquier otro medio de transporte bajo los efectos del alcohol o las drogas, siempre y cuando superen los límites permitidos por la ley. Este delito se considera grave, ya que pone en riesgo la vida y la integridad de todas las personas que transitan por las carreteras.

Te puede interesar también:Artículo 139 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 139 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

¿Cuáles son las penas por el delito contra la Seguridad Vial?

Las penas por el delito contra la Seguridad Vial varían en función de la gravedad del hecho. En el caso del artículo 379 del Código Penal, se considera delito grave y la pena puede ser de prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Además, el conductor puede perder su permiso de conducir durante un periodo de hasta cuatro años.

En caso de que el conductor provoque un accidente con lesiones graves o muerte, las penas pueden aumentar significativamente, llegando incluso a la prisión permanente revisable.

Te puede interesar también:Artículo 140 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 140 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

Conclusión

El artículo 379 del Código Penal establece las penas por el delito contra la Seguridad Vial al conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. La gravedad de este delito se debe a que pone en riesgo la vida y la integridad de todas las personas que transitan por las carreteras. Por lo tanto, es importante conocer las consecuencias y tomar medidas para evitar este tipo de conductas peligrosas.

¿Cuándo se considera delito contra la seguridad vial?

¿Qué es considerado delito contra la seguridad vial según el Código Penal Español?

Te puede interesar también:Artículo 140 (Bis) del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 140 (Bis) del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

El Código Penal Español establece en el artículo 379 que comete delito contra la seguridad vial quien conduzca un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas, que superen las tasas permitidas por la ley.

Además, también se considera delito cuando se conduce de forma temeraria, poniendo en peligro la vida o integridad física de las personas o realizando maniobras prohibidas y cuando se excede los límites de velocidad establecidos en la vía.

Otras conductas que pueden ser consideradas delito contra la seguridad vial incluyen la conducción sin permiso o licencia, la omisión del deber de socorro en caso de accidente de tráfico y la manipulación del tacógrafo, entre otras.

Te puede interesar también:Artículo 141 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formasArtículo 141 del Código Penal, Título I: Del homicidio y sus formas

Las penas por cometer delitos contra la seguridad vial pueden ser severas, incluyendo la privación del derecho a conducir, multas económicas y, en casos graves, incluso la prisión.

En resumen, el Código Penal establece una serie de conductas que son consideradas delitos contra la seguridad vial en España y que pueden ser sancionadas con penas graves. Por lo tanto, es importante conocer y respetar las normas de tráfico para evitar cualquier tipo de sanción y, por supuesto, para garantizar la seguridad de todos en las carreteras.

¿Qué pasa si doblas la velocidad?

¿Qué pasa si doblas la velocidad? Conoce las consecuencias legales según el Código Penal Español

El exceso de velocidad es uno de los principales factores de riesgo en la seguridad vial. Por esta razón, el Código Penal Español establece sanciones para aquellos conductores que infrinjan las normas de tráfico y circulen a una velocidad superior a la permitida. En este artículo hablaremos sobre el artículo 379 del Código Penal, que regula los delitos contra la seguridad vial en España y las consecuencias legales de doblar la velocidad.

¿Qué establece el artículo 379 del Código Penal?

El artículo 379 del Código Penal establece que «el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años».

En resumen, si un conductor supera en 60 km/h la velocidad permitida en una vía urbana o en 80 km/h en una vía interurbana, se considera un delito contra la seguridad vial y se enfrenta a una sanción que puede incluir prisión, multa, trabajos en beneficio de la comunidad y la privación del derecho a conducir.

Consecuencias legales de doblar la velocidad

Doblar la velocidad permitida en una vía es una infracción grave de las normas de tráfico y puede tener consecuencias legales graves. Además de las sanciones previstas en el artículo 379 del Código Penal, el conductor también puede enfrentarse a otras sanciones administrativas, como la retirada de puntos del carnet de conducir y la pérdida de la licencia de conducción.

En caso de que el exceso de velocidad provoque un accidente de tráfico con lesiones o muerte, el conductor también puede ser acusado de un delito contra la seguridad vial agravado, lo que aumentaría las penas previstas en el Código Penal.

En definitiva, doblar la velocidad es una infracción grave que puede tener consecuencias legales graves. Por esta razón, es fundamental respetar las normas de tráfico y conducir de forma responsable para garantizar la seguridad vial.

¿Qué son los delitos contra la seguridad?

¿Qué son los delitos contra la seguridad en el Código Penal Español?

Los delitos contra la seguridad son aquellos que ponen en peligro la integridad física o la vida de las personas, así como la estabilidad de la sociedad en su conjunto. En el Código Penal Español, estos delitos se encuentran regulados en el Título XVII, que se refiere a los delitos contra la seguridad colectiva.

Dentro de este título, encontramos el Capítulo IV, que se refiere específicamente a los delitos contra la Seguridad Vial. El artículo 379 del Código Penal establece que comete este delito el conductor de un vehículo que conduzca bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.

Este delito se considera muy grave ya que la conducción bajo los efectos de sustancias que alteran el estado de conciencia puede poner en peligro la vida de las personas que se encuentran en la vía pública, así como la del propio conductor. Por esta razón, las penas establecidas para este delito son muy severas.

Cabe destacar que, además del artículo 379, existen otros delitos contra la seguridad vial como la conducción temeraria, la conducción sin permiso o la negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia o drogas.

En conclusión, los delitos contra la seguridad son aquellos que atentan contra la integridad física de las personas y la estabilidad de la sociedad. En el ámbito de la seguridad vial, el artículo 379 del Código Penal regula el delito de conducción bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas. Es importante tener en cuenta que este delito se considera muy grave y conlleva penas severas.

¿Cuándo es penal el exceso de velocidad?

¿Cuándo es penal el exceso de velocidad en España?

El exceso de velocidad es una de las principales causas de accidentes de tráfico en España. Por esta razón, el Código Penal Español establece sanciones penales para aquellos conductores que incumplen los límites de velocidad establecidos en las vías públicas.

El Artículo 379 del Código Penal, Título XVII: De los delitos contra la seguridad colectiva. Capítulo IV: De los delitos contra la Seguridad Vial, establece que comete un delito contra la seguridad vial aquel conductor que conduzca un vehículo a motor o ciclomotor a una velocidad superior en 60 km/h en vía urbana o en 80 km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente.

Es importante destacar que el exceso de velocidad no solo implica una sanción penal, sino que también puede conllevar sanciones administrativas, como la retirada de puntos del carné de conducir o la multa económica correspondiente.

En conclusión, los conductores deben ser conscientes de la importancia de respetar los límites de velocidad establecidos en las vías públicas para garantizar la seguridad vial y evitar posibles sanciones penales y administrativas.

En conclusión, el Artículo 379 del Código Penal es una ley fundamental en España que establece la responsabilidad penal de quienes manejan vehículos bajo los efectos del alcohol o drogas, causando peligro para la seguridad vial. Esta ley se aplica de manera estricta en el país, y se han dado casos notables de aplicación, como el de un conductor que fue condenado a prisión tras causar la muerte de una joven mientras conducía bajo los efectos del alcohol. Es importante recordar que la seguridad vial es un asunto que nos concierne a todos, y que debemos tomar medidas para prevenir accidentes y evitar tragedias.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00