Artículo 1975 Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las acciones

En este artículo, explicaremos en detalle el contenido del artículo 1975 del Código Civil español, titulado «De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las acciones». El propósito de este artículo es proporcionar una guía detallada sobre la prescripción de las acciones, que se aplica tanto para las acciones civiles como para las acciones penales. Esta sección explicará los conceptos básicos, los requisitos y los efectos de la prescripción. Además, también se proporcionarán ejemplos prácticos para ayudar a la comprensión de los temas. Los lectores de este artículo obtendrán una comprensión clara de la prescripción de las acciones, de manera que puedan aplicar correctamente esta ley a sus situaciones particulares.

Cuándo prescribe la acción en materia civil

El Artículo 1975 del Código Civil Español establece el plazo en el cual se prescribe una acción civil. De acuerdo con el artículo, una acción civil prescribe en los plazos siguientes:

Te puede interesar también:Derecho Ecuestre en EspañaDerecho Ecuestre en España

• 30 años para acciones reales.

• 20 años para acciones personales.

• 10 años para acciones sobre el uso y disfrute de cosas y acciones reales.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 1: Concepto de persona

• 5 años para acciones sobre el uso y disfrute de cosas y acciones personales.

• 4 años para acciones ejecutivas.

• 3 años para acciones de nulidad y de anulación.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 2: Derecho a la integridad personal

• 2 años para acciones de declaración y revocación.

Además, según el artículo, el plazo de prescripción comienza a contar desde el momento en que la acción se puede ejercitar. Esto significa que el plazo comienza a contar desde el momento en que el derecho a la acción se hace exigible.

Es importante destacar que el plazo de prescripción puede variar dependiendo de la ley aplicable. Por lo tanto, si una persona desea conocer los plazos de prescripción de una determinada acción, deberá consultar la ley aplicable en cada caso.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 3: Presunción de identidad

En caso de que una acción se haya prescrito, el titular del derecho a la acción perderá el derecho a ejercitarlo. Por lo tanto, es importante que todos aquellos que deseen ejercer un derecho a la acción sepan cuándo prescribe la acción y no dejen que el plazo de prescripción se venza.

Cuándo prescriben las acciones

Según el artículo 1975 del Código Civil Español, las acciones se consideran prescritas cuando han transcurrido un determinado plazo de tiempo. Estos plazos de prescripción varían según el tipo de acción que se esté tratando. Por ejemplo, para las obligaciones dinerarias el plazo de prescripción es de 15 años, mientras que para las obligaciones no dinerarias es de 20 años.

La prescripción de las acciones se produce a partir del momento en el que el titular de la acción debe ejercerla. Esto significa que, una vez transcurrido el plazo de prescripción, el titular de la acción ya no puede ejercerla y, por tanto, perderá los derechos que le corresponden.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 4: Personas naturales

Es importante señalar que, una vez que la acción ha prescrito, no se puede volver a ejercer. Esto significa que el titular de la acción no podrá volver a reclamar lo que le corresponde, aunque haya pruebas que soporten la acción.

En conclusión, es importante conocer cuándo prescriben las acciones según el Código Civil Español, para evitar que se pierdan los derechos que le corresponden al titular de la acción.

Cuándo prescribe la acción por daños y perjuicios

El artículo 1975 del Código Civil español establece la prescripción de la acción por daños y perjuicios. Esta prescripción es la caducidad, o la extinción, de la acción por el transcurso del tiempo. Esta es una consecuencia de la inactividad de la persona que ha sufrido el daño o perjuicio.

La acción por daños y perjuicios prescribe a los tres años, a no ser que el demandante haya ejercido una acción judicial antes de que transcurra el plazo. El plazo de prescripción puede ser interrumpido por dos acciones: la notificación de la demanda o la demanda judicial. Esto significa que si una persona demanda a otra antes de que transcurran los tres años, el plazo de prescripción comenzará de nuevo desde el momento de la notificación de la demanda.

Aunque el plazo de prescripción es de tres años, el demandante puede solicitar una extensión de plazo por motivos justificados. Esta extensión puede ser concedida por el juez encargado del caso, siempre que se demuestre que el demandante ha actuado de buena fe.

En conclusión, el artículo 1975 del Código Civil español establece la prescripción de la acción por daños y perjuicios a los tres años, a no ser que el demandante haya interrumpido el plazo antes de que transcurra ese tiempo. Además, el demandante puede solicitar una extensión de plazo por motivos justificados.

En conclusión, el Artículo 1975 del Código Civil de España establece que las acciones o derechos de una persona solo se pueden ejercer hasta un cierto periodo de tiempo. Esta norma se aplica a todas aquellas situaciones donde exista una posible reclamación legal. Por ejemplo, una persona que desee reclamar una indemnización por daños y perjuicios causados por otra, deberá hacerlo en un plazo de 20 años desde que se produjo el hecho. Esta ley permite a las personas asegurar su derecho a una respuesta justa y tener la tranquilidad de que sus derechos legales estarán protegidos.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00