Artículo 1973 Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las acciones

El artículo 1973 del Código Civil español trata sobre la prescripción de las acciones. Esta regulación, contenida en el Título XVIII del Código, se refiere a la posibilidad que tienen las partes en una controversia de limitar el tiempo que tienen para tomar una acción judicial. El objetivo de esta norma es asegurar que los conflictos se solucionen rápidamente. El Capítulo III del artículo 1973 explica en detalle los requisitos para la prescripción y los tipos de acciones que están sujetas a la misma. En este artículo, abordaremos los principales aspectos de esta norma y examinaremos cómo afecta a las partes en una controversia.

Cuándo prescriben las acciones personales

Según el artículo 1973 del Código Civil Español, las acciones personales prescriben a los cuatro años. Esta prescripción se inicia a partir del día en que el demandante tuvo la posibilidad de ejercitar la acción, como por ejemplo, desde el día en que el demandante tuvo conocimiento de los hechos que dan origen a la acción.

Te puede interesar también:Artículo 1974  Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las accionesArtículo 1974 Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las acciones

En el caso de acciones relativas a relaciones de familia, el plazo de prescripción se reduce a dos años desde el momento en que se tuvo conocimiento de los hechos.

Además, en el caso de las acciones relativas a derechos reales, el plazo es de quince años. Esto significa que hay que contar desde el día en que la acción pudo haberse ejercido para el cómputo de la prescripción.

En conclusión, el Código Civil Español establece que las acciones personales prescriben a los cuatro años, salvo en el caso de las acciones relativas a relaciones de familia o derechos reales, que prescriben a los dos o quince años, respectivamente. Por tanto, es importante tener en cuenta los plazos establecidos por la ley y no perder de vista la fecha en la que el demandante tuvo conocimiento de los hechos que dan origen a la acción.

Te puede interesar también:Artículo 1975  Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las accionesArtículo 1975 Código Civil Título XVIII: De la prescripción, Capítulo III: De la prescripción de las acciones

Qué es la prescripción de la acción

La prescripción de acciones es una figura procesal prevista en el Código Civil Español en su artículo 1973. Esta regula que, transcurrida determinada cantidad de tiempo, los derechos deben considerarse extinguidos si no se ejercitan.

Por lo tanto, la prescripción de acciones se define como el lapsus temporal después del cual se extingue el derecho de demandar una acción. En otras palabras, el lapsus temporal es un periodo de tiempo durante el cual una persona debe ejercer su derecho de demandar para evitar que se extinga el mismo.

La prescripción de la acción afecta a aquellos derechos que se pueden ejercitar ante un tribunal, como la acción de reclamación por daños y perjuicios, la acción de desahucio, la acción de responsabilidad civil, la acción de divorcio o la acción de tutela de los derechos de un menor de edad.

Te puede interesar también:Derecho Ecuestre en EspañaDerecho Ecuestre en España

En la legislación española, la norma general para la prescripción de la acción es de 15 años a partir de la fecha en que ocurrió el hecho que originó el derecho. No obstante, en algunos casos, el periodo de prescripción es menor, de modo que el derecho se extingue en un plazo más corto.

Es importante destacar que la prescripción de la acción no se aplica en todos los casos. En algunas situaciones, como el caso de los menores de edad, la prescripción se suspende hasta que el menor cumpla la mayoría de edad.

En conclusión, la prescripción de la acción es una figura procesal prevista en el Código Civil Español que establece el plazo de tiempo durante el cual una persona debe ejercer su derecho de demandar para evitar que se extinga el mismo.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 1: Concepto de persona

Cuántos años deben pasar para que caduque una deuda en República Dominicana

De acuerdo con el Artículo 1973 del Código Civil de España, en República Dominicana, la prescripción de una deuda es de un máximo de 10 años. Esto significa que una deuda caducará después de 10 años, a menos que el acreedor tome medidas legales para exigir el pago antes de que la deuda expire.

Es importante destacar que el plazo de 10 años comienza a contar desde el momento en que el deudor deja de pagar la deuda. Es decir, el cómputo de tiempo comienza a partir de la última vez que se realizó un pago. Si el acreedor no toma medidas legales para exigir el pago antes de que transcurran 10 años, la deuda caducará y el acreedor perderá su derecho a recuperar el dinero.

Es importante tener en cuenta que el plazo de prescripción de 10 años también se aplica a las deudas garantizadas con prendas o hipotecas. Esto significa que el acreedor debe tomar medidas legales para exigir el pago dentro de los 10 años para evitar la caducidad de la deuda.

Te puede interesar también:Código Civil Español, Libro I Artículo 2: Derecho a la integridad personal

En definitiva, una deuda caducará en República Dominicana después de 10 años, a menos que el acreedor tome medidas legales para exigir el pago antes de que expire el plazo de prescripción.

En conclusión, el artículo 1973 del Código Civil en España establece que si una parte no ejerce su derecho dentro del plazo establecido, éste quedará prescrito. Esto significa que una vez que el plazo haya expirado, la parte demandante ya no tendrá acceso a la justicia para que se le haga justicia. Por ello, si una persona desea recibir una indemnización por daños y perjuicios, debe acudir a los tribunales antes de que el plazo de prescripción haya expirado. La aplicación de este artículo es fundamental para que se haga justicia en los casos en los que se ha incurrido en un daño, ya que de lo contrario la parte perjudicada no podrá recibir la indemnización que le corresponde.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00