Artículo 1890 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenos

En este artículo vamos a hablar acerca de los cuasi contratos, una figura jurídica establecida en el Código Civil Español, específicamente en el Título XVI, que regula las obligaciones que se contraen sin convenio. Esta figura es también conocida como gestión de negocios ajenos, y se encuentra regulada en la Sección I del Capítulo I del Artículo 1890 del Código Civil. En este artículo nos detendremos a analizar la naturaleza jurídica de esta figura, sus elementos y sus características.

Cuáles son las obligaciones del gestor de negocios

El Artículo 1890 del Código Civil Español establece las obligaciones del gestor de negocios, quien se encarga de la administración de los bienes de una persona, con fines de obtener un beneficio para ella. Estas obligaciones incluyen:

Te puede interesar también:Artículo 1891  Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenosArtículo 1891 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenos

1. Asumir el cuidado y la responsabilidad de los bienes ajenos confiados al gestor.

2. Proteger los intereses de la persona que ha confiado los bienes ajenos.

3. Observar las normas de diligencia y de cuidado que una persona razonable debe tener con los bienes ajenos.

Te puede interesar también:Artículo 1892 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenos

4. Velar por la conservación y el incremento de los bienes ajenos.

5. Rendir cuentas de su gestión a la persona que le haya confiado los bienes ajenos.

6. Restituir los bienes ajenos a su dueño, una vez que culmine la gestión de negocios ajenos.

Te puede interesar también:Artículo 1893  Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenosArtículo 1893 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenos

El incumplimiento de estas obligaciones por parte del gestor de negocios puede conllevar responsabilidad civil por los daños y perjuicios causados. Por ello, es importante que los gestores conozcan sus obligaciones y se aseguren de cumplirlas.

Qué dice el artículo 1625 del Código Civil

El artículo 1625 del Código Civil Español establece que la persona que gestiona los negocios de otra, sin que medie una autorización expresa, está obligada a devolver los frutos que reciba por los mismos, sin perjuicio de las indemnizaciones que puedan corresponder por el daño que haya causado. Esta obligación no excluye la responsabilidad por los daños y perjuicios causados por la gestión, que se tendrá en cuenta a la hora de determinar la indemnización.

En el caso de que la persona que haya gestionado los negocios de otra no haya recibido ningún beneficio de ellos, estará obligada a devolver los bienes recibidos o a indemnizar los daños y perjuicios causados.

Te puede interesar también:Artículo 1894 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección I: De la gestión de negocios ajenos

Este artículo establece la responsabilidad de la persona que gestiona los negocios de otra, sin que medie una autorización expresa, y se aplica tanto a los casos en los que se reciben beneficios como a los casos en los que no se reciben. Esto proporciona un importante nivel de seguridad jurídica para los interesados.

Qué es la gestión de negocios ajenos

La gestión de negocios ajenos según el Artículo 1890 del Código Civil Español se refiere a una situación en la que una persona realiza una acción o gestión con el propósito de obtener un beneficio para otra persona sin contar con el consentimiento de esta última.

En otras palabras, la gestión de negocios ajenos es una figura jurídica que se aplica cuando una persona realiza una acción con el propósito de obtener una ventaja para otra sin que exista un acuerdo previo entre ambos. Esta situación puede darse de manera intencional o involuntaria, dependiendo de la intención de la persona que realiza la gestión.

Te puede interesar también:Artículo 1895  Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección II: Del cobro de lo indebidoArtículo 1895 Código Civil Título XVI: De las obligaciones que se contraen sin convenio, Capítulo I: De los cuasi contratos, Sección II: Del cobro de lo indebido

En este sentido, el artículo 1890 del Código Civil español establece que el beneficiario de la gestión de negocios ajenos tendrá el derecho de recibir los beneficios obtenidos y deberá indemnizar a la persona que realizó la gestión si no se cumplen los acuerdos previos. Asimismo, el artículo 1890 establece una responsabilidad objetiva para el beneficiario de la gestión de negocios ajenos, por lo que éste deberá indemnizar a la persona que realizó la gestión aún si no se han establecido acuerdos previos.

Es importante destacar que el artículo 1890 del Código Civil Español no se aplica a los contratos, sino sólo a la gestión de negocios ajenos. Por lo tanto, si existe un acuerdo previo entre las partes, se deberá acudir a los preceptos establecidos en el Código Civil para los contratos en lugar de aplicar el artículo 1890.

En conclusión, el artículo 1890 del Código Civil Español regula la responsabilidad derivada de la gestión de negocios ajenos, estableciendo los derechos y obligaciones de la persona que realiza la gestión y del beneficiario. Es importante tener presente que este artículo no aplica a los contratos y que se deberá acudir a los preceptos establecidos en el Código Civil para los contratos si existe un acuerdo previo entre las partes.

En conclusión, el artículo 1890 del Código Civil español establece que existen obligaciones que se contraen sin convenio, es decir, aquellas que se generan por la gestión de negocios ajenos. Estas obligaciones son aquellas en las que una persona actúa en nombre de otra sin que exista un acuerdo previo. Por ejemplo, una persona que se encarga de comprar un bien para otra, en virtud de esta ley, estará obligada a realizar la compra de dicho bien. Esta ley es de gran relevancia para las personas que actúan en nombre de otra, ya que sirve como una protección legal para la persona que está actuando.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00