Artículo 1158 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

En el Código Civil español, el Artículo 1158 se refiere al pago de las obligaciones y su extinción. Este artículo forma parte del capítulo IV del título I, que trata de las obligaciones y de su extinción. Esta sección se encarga de establecer los requisitos y las condiciones que deben cumplirse para que una obligación quede extinta. En este artículo se abordará en detalle el pago de las obligaciones y la extinción de las mismas, según lo establecido en el Artículo 1158 del Código Civil español.

Cómo se extinguen las obligaciones según el Código Civil

El Código Civil Español establece en su Artículo 1158 los distintos modos en que se extingue una obligación. Esta extinción se produce cuando el deudor cumple con el pago de la deuda y el acreedor recibe el dinero, bienes o servicio adquirido.

Te puede interesar también:Artículo 1159  Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pagoArtículo 1159 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

El pago se realiza de acuerdo con los principios generales de la obligación, es decir, en la cantidad y en la forma convenida entre las partes. Si no se ha acordado entre las partes, el pago se realizará en efectivo, salvo que el acreedor acepte otra forma de pago.

Además del pago, la extinción de la obligación también puede llegar por medio de la novación, la compensación, la confusión, la remisión, la prescripción y la caducidad.

La novación es un medio por el cual se extingue la obligación vieja y se crea una nueva en sustitución de la anterior. Esto se produce cuando hay un acuerdo entre las partes sobre la nueva obligación.

Te puede interesar también:Artículo 1160  Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pagoArtículo 1160 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

La compensación es otro medio de extinción de obligaciones. Esta se produce cuando las obligaciones de los contratantes son mutuamente exigibles e iguales, y tienen causa y objeto idénticos.

La confusión se produce cuando una misma persona es a la vez acreedor y deudor de la misma obligación.

La remisión es la renuncia que el acreedor hace a su derecho y es una forma de extinción de la deuda por generosidad.

Te puede interesar también:Artículo 1161  Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pagoArtículo 1161 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

La prescripción es la extinción de la obligación por el transcurso del tiempo.

Por último, la caducidad es una extinción de la obligación cuando debe cumplirse una condición suspensiva y ésta no se cumple.

La extinción de una obligación es una forma de cerrar una deuda y de liberar a los contratantes de sus compromisos. Estas son las principales formas de extinción de las obligaciones según el Código Civil Español.

Te puede interesar también:Artículo 1162  Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pagoArtículo 1162 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

Cuáles son las formas de extinguir las obligaciones

El artículo 1158 del Código Civil Español establece las formas de extinción de las obligaciones, las cuales son: el pago, la novación, la confusión, la compensación, la transacción, la remisión, la prescripción y la caducidad.

El pago es la forma más común de extinción de las obligaciones, en la que el deudor entrega al acreedor el objeto de la obligación, ya sea en dinero, bienes o servicios. Esta forma de extinción de las obligaciones puede ser realizada de manera íntegra o parcial.

La novación consiste en la sustitución de una obligación por otra nueva, ya sea contractual o extracontractual. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando hay un cambio en los términos de la obligación, la naturaleza de la obligación o el sujeto de la obligación.

Te puede interesar también:Artículo 1163 Código Civil Título I: De las obligaciones, Capítulo IV: De la extinción de las obligaciones, Sección I: Del pago

La confusión se produce cuando una misma persona es a la vez deudor y acreedor de una misma obligación. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando ambas partes son igualmente responsables de cumplir con la obligación y se extingue por la anulación mutua de la obligación.

La compensación es la extinción de una deuda mediante la cesión de un derecho de igual importe. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando el deudor entrega al acreedor una cantidad igual o equivalente a la cantidad debida.

La transacción se produce cuando las partes acuerdan una solución para la extinción de la obligación. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando ambas partes acuerdan una solución para la extinción de la obligación, ya sea una cantidad menor a la que originalmente se debía o una solución alternativa.

La remisión consiste en la extinción de la obligación por parte del acreedor. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando el acreedor renuncia voluntariamente a sus derechos sobre la deuda.

La prescripción es la extinción de la obligación por el paso del tiempo. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando los plazos establecidos en el Código Civil para el cumplimiento de la obligación han transcurrido.

Finalmente, la caducidad se produce cuando la obligación ya no puede ser cumplida por causas ajenas a la voluntad de las partes. Esta forma de extinción de las obligaciones se produce cuando, por alguna razón, la obligación ya no puede ser cumplida.

En conclusión, existen varias formas de extinción de las obligaciones establecidas por el artículo 1158 del Código Civil Español: el pago, la novación, la confusión, la compensación, la transacción, la remisión, la prescripción y la caducidad.

Qué es la extincion de la obligación

La extinción de la obligación es un procedimiento legal que se produce cuando una de las partes involucradas en un contrato cumple con los términos acordados, por lo tanto, extingue la obligación. El artículo 1158 del Código Civil español describe la extinción de la obligación como el cumplimiento de la prestación o del deber de la otra parte.

La extinción de la obligación se puede producir de distintas formas. El pago es una de ellas. Cuando una persona realiza el pago de la obligación, esta se extingue. Esto significa que la persona que ha realizado el pago está exenta de responsabilidad por la obligación y ya no está obligada a realizar ninguna otra prestación.

Otra forma de extinción de la obligación es el reconocimiento de deuda. Esto significa que una de las partes involucradas en el contrato reconoce que la obligación existe y que se ha hecho cargo de ella. El reconocimiento de la obligación extingue la responsabilidad de la parte.

También es posible la extinción de la obligación a través de la prescripción. La prescripción ocurre cuando una de las partes deja de exigir la obligación durante un período de tiempo determinado. Si la parte no ejerce su derecho a exigir la obligación durante este período, esta se extingue.

Es importante tener en cuenta que la extinción de la obligación no siempre se produce de la misma forma. Dependiendo del tipo de contrato, el proceso puede variar. Por lo tanto, es importante conocer el artículo 1158 del Código Civil español para entender cómo se extingue una obligación.

En conclusión, el Artículo 1158 del Código Civil de España establece que el pago de una deuda extingue la obligación, lo que significa que el deudor debe cumplir con sus obligaciones financieras para liberarse de la responsabilidad de la deuda. Esto se aplica a todas las situaciones en las que el deudor está obligado a pagar una cantidad determinada a un acreedor, como por ejemplo en los casos de alquileres, préstamos, compras a crédito, entre otros. La aplicación del artículo 1158 del Código Civil de España es una forma de proteger tanto al deudor como al acreedor, ya que el deudor se libera de la responsabilidad de la deuda y el acreedor recibe el pago que le corresponde.

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Asesores y consultores asociados 2014 SL
Cardenal Albornoz 2-3I
Huelva

Av. Juan Gómez Juanito, 6, 3º Izda 29640, Fuengirola, Málaga
lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo09:00 – 17:00